11.jpg
 
 
enlace_logo_lidera

El Territorio

La Sierra Morena Sevillana ocupa el sector central de Sierra Morena, cadena montañosa que se extiende desde Portugal hasta el norte de Jaén perfilando la frontera norte de Andalucía. Con unos paisajes de montañas alomadas por el paso de el tiempo, con sistemas de dehesas y cauces fluviales colonizados por bosques de galería.

Mapa

La Sierra Morena Sevillana está compuesta por diez municipios de la zona norte de la provincia de Sevilla; Alanís, Almadén de la Plata, Cazalla de la Sierra, Constantina, Guadalcanal, Las Navas de la Concepción, El Pedroso, La Puebla de los Infantes, El Real de la Jara y San Nicolás del Puerto. Con un total de habitantes que se acerca a los 28.000 en el 2008, repartidos en 2.381 Km2, lo que produce una baja densidad de población que convive armoniosamente con el medio natural desde muy antiguo obteniendo de él numerosos recursos, y manteniéndolo en un buen estado de conservación. Esta comarca ha sido lugar de paso de íberos, romanos y árabes, llegando a consolidar importantes asentamientos, que han dejado un valioso patrimonio que constituye un valor añadido a la Sierra Morena Sevillana.

Pueblos en la comarca

Dentro de esta comarca y como un aval de los valores ambientales y paisajísticos que se pueden disfrutar, se encuentra la catalogación de Parque Natural a la mayor parte de su territorio. Este Parque Natural de la Sierra Norte de Sevilla, con una superficie superior a 177.000 hectáreas se convierte en uno de los más extensos de Andalucía. También está incluido en la Red Natura 2000, como Zona de Especial Protección para Aves (ZEPA). Está flanqueado a oeste y este por el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche y el Parque Natural Sierra de Hornachuelos respectivamente.

Conjuntamente estos tres Parques Naturales han sido declarados en el 2002 como Reserva Mundial de la Biosfera, por la UNESCO. Reconocimiento obtenido por ser espacios donde se concilia la conservación de la biodiversidad y los recursos naturales con el uso sostenible de los mismos.

En la comarca Sierra Morena Sevillana, existe una gran variedad de paisajes, entre los que resaltamos extensas dehesas de encinas y alcornoques, castañares, quejigales, matorral mediterráneo y bosques de Bajogalería en las riberas de alisos, olmos, fresnos, chopos y sauces. Con una composición florística elevada con especies endémicas ibéricas e íbero-norteafricanas catalogadas con diferente grado de amenaza. Estas formaciones vegetales son el hábitat de numerosas especies animales entre las que destacan especies en peligro de extinción como lince ibérico, nutria y cigüeña negra. Otras especies interesantes son el águila perdicera, milano real, halcón peregrino, martín pescador, buitre negro, trucha común, murciélagos de herradura, de cueva o de oreja partida, tritón ibérico, sapo partero ibérico, sapo corredor, culebra de escalera o víbora hocicuda. Destacar también su riqueza cinegética tanto en caza mayor con especies como ciervos, jabalíes, gamos, muflones y en menor con abundancia de perdices, palomas, zorzales, conejos.

Comarca en la provincia

La red fluvial comprende varios ríos, que surcan y han modelado este sistema montañoso, entre los que destacan el Viar, el Retortillo y el Huéznar, todos ellos afluentes del Guadalquivir. En ciertos tramos de las riveras del Huéznar se observan grandes tramos de espectacular bosque de galería. En este espacio es de destacar el Monumento Natural denominado Cascadas del Huéznar, por la belleza de sus saltos de agua, en un entorno tan privilegiado.

La existencia de yacimientos minerales favoreció asentamientos mineros. El mayor exponente de dichos yacimientos es el Cerro del Hierro, en el que la explotación del hierro dejó al descubierto uno de los más relevantes modelos kársticos, por ello fue declarado Monumento Natural.

Los pilares básicos de la economía de esta comarca se basan fundamentalmente en el sector primario. Lo encabeza la ganadería con una cabaña ganadera repartida entre vacuno, ovino, caprino y porcino, destacando este último por la calidad de sus productos. El más representativo de ellos es el jamón ibérico de bellota, seguido de multitud de chacinas como lomos, chorizos, morcillas, etc. Otros productos son los quesos de la comarca. Existe una pequeña agricultura orientada a la alimentación del ganado. Entre los cultivos destaca el olivar, del que se obtiene un producto de gran valor como es el aceite. Asociada existe una pequeña industria de almazaras. El aceite que se obtiene es muy valorado por sus buenas propiedades organolépticas (sabor y olor). Actualmente se comercializan cuatro marcas propias de la comarca, abastecidas por doce almazaras, “Cazalla Oliva”, “La Naverita”, “Sierra Norte” y “Sierra de Guadalcanal”.

El principal aprovechamiento forestal se basa en el alcornoque, con una industria asociada de fábricas de transformación del corcho.

En la Sierra Morena Sevillana se realizan diferentes productos entre los que destacan los productos anisados de elaboración tradicional, como anís seco o dulce, crema de guindas o guindas en licor; que son los productos de la comarca con mayor proyección exterior. El anís llegó a denominarse “Cazalla” pues en este municipio de la comarca existían trece destilerías que exportaban a todo el mundo. Actualmente sólo sobreviven tres marcas; El Clavel, Miura, y La Violetera.

Otros productos tradicionales son los dulces elaborados artesanalmente y como antaño por pequeñas empresas familiares que no han perdido su sabor.

El Turismo, como sector económico, es un sector en auge que supone una importante fuente de ingresos complementarios para la Comarca. Se ha creado una amplia infraestructura pensada para el descanso y el disfrute de la naturaleza.

En este ámbito, existen centros de naturaleza, granjas escuelas, centro de interpretación, jardín botánico, museo de ciencias naturales y centros de visitantes, en los que encontrar información necesaria, disfrutar y comprender este entorno sin igual.

Existe una amplia red de senderos y miradores distribuida por todos los municipios de la Sierra Morena Sevillana, acompañados de una recién inaugurada Vía Verde, que discurre por la Rivera del Huéznar hasta el Monumento Natural del Cerro del Hierro. La red de miradores ofrece una visión muy amplia de la comarca. Los itinerarios que discurren por la Sierra Morena Sevillana permiten adentrarse en el mundo natural y conocerlo de primera mano por el contacto directo con la naturaleza.

El patrimonio histórico artístico es bastante amplio, destacando castillos como el de El Real de la Jara, y fortalezas cristianas y del siglo XIV, Monasterio Cartujo en el municipio de Cazalla de la Sierra, iglesias como la Iglesia de Nuestra Señora de Consolación en el Pedroso, o la de Santa María de la Encarnación en Constantina, parroquias como la de Nuestra Señora de Consolación en Cazalla de la Sierra, ermitas de las Patronas de cada municipio, conventos, yacimientos arqueológicos como La Necrópolis, La Traviesa de Almadén de la Plata y toda la arquitectura tradicional de los municipios, como el Barrio de la Morería en Constantina, casa Consistorial de Cazalla de la Sierra, y un amplio listado que constituye el patrimonio de esta comarca de la Sierra Morena Sevillana.

El patrimonio cultural y etnográfico lo componen multitud de fiestas típicas de la comarca, como el Pirulito en El Real de la Jara, La Noche de las Candelas en La Puebla de Los Infantes o los Judas en Almadén de la Plata. Conjuntamente con las Romerías en honor al patrón/a de cada municipio, y la Semana Santa que está ampliamente representada en cada unos de los pueblos.

Para la difusión del patrimonio natural, cultural y de la gastronomía y productos típicos existen Ferias de Muestras y Jornadas distribuidas a lo largo del año por los diferentes municipios, dándole cada uno de ellos un carácter diferenciador. Como ejemplo de algunas de ellas encontramos Jornadas Micológicas, Concentración de Rehalas, Jornadas Medievales, etc.